María Eugenia Vidal saca impuestos a los servicios de luz, agua y gas: bajarán entre el 6 y el 15%

La gobernadora lo anunció tras la presión de Macri a los mandatarios. La medida se hará efectiva a través de un decreto y entrará en vigencia en las próximas facturas.

María Eugenia Vidal firmó este lunes un decreto que reduce a cero la alícuota de cuatro impuestos provinciales que se aplican a las tarifas de luz, agua y electricidad y aporta una tregua al bolsillo de los bonaerenses.

De un plumazo, las próximas boletas de esos tres servicios básicos deberán reflejar bajas de entre 3,1 y 10,4%. Sin importar la prestadora, la reducción alcanzará a todos los usuarios residenciales de la provincia de Buenos Aires.

En paralelo, Vidal enviará a la Legislatura provincial un proyecto para reducir otros tributos -que no puede retocar el Ejecutivo- con los que la retracción de las tarifas llegará a 15,7% en electricidad, a 6,3% en gas y a 6,2% en agua.

Con el decreto de la gobernadora, el impacto más notable es en la boleta de luz.

Vidal anunció -y ejecutó- este lunes la “eliminación” de dos tributos provinciales de 10 y 5,5% que se aplican en la facturación de energía eléctrica.

En cash, significará un ahorro de 10,4% sobre el monto total de una factura. En gas, el promedio será de 6,3 puntos y en agua, en la primera etapa, llegará a 3,1%, según un paper interno del gobierno provincial.

La reducción genera un interrogante en torno a AySA, la prestadora de agua y cloacas de veinticinco municipios del Conurbano y CABA. Este lunes no estaba claro cuál sería el alcance de reducción de las facturas de AySA, pero sería menor al de otras compañías de agua que operan en la Provincia.

Desde que estalló el frente interno con las quejas de Alfredo Cornejo y Elisa Carrió, la gobernadora se enfocó casi exclusivamente en el expediente tarifas. Con Mauricio Macri decidido a no dar marcha atrás con los aumentos, Vidal propuesto que las provincias compartan “el esfuerzo”.

Durante el anuncio, Vidal se rodeó por su vice, el radical Daniel Salvador, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, y el secretario de Energía, Edgardo Volosín, para correr hacia adelante frente a una agenda crítica para Cambiemos.

Fue un libreto puntillosamente acordado. Desde Vaca Muerta, temprano, el Presidente pidió que las provincias y los municipios reduzcan impuestos y unas horas después Vidal notificó por TV que apuraba un decreto para eliminar tributos.

Ni Macri ni Vidal remitieron a un informe del Ministerio de Energía que comanda Juan José Aranguren y que ubica a Buenos Aires al tope de un ranking de las provincias que más impuestos anexan a las boletas.

Las cuatro prestadores (EDELAP, EDEN, EDEA y EDES) que dependen de la Provincia y pertenecen al grupo DESA de Rogelio Pagano tiene una carga tributaria récord en su boleta del 48,1% del cual el 21%, que replica en todas las provincias, es por IVA.

Sobre ese punto apuntaron desde el Frente Renovador de Sergio Massa al observador que el principal componente impositivo de las tarifas es, justamente, nacional: el IVA. Desde el Frente para la Victoria, la senadora María Teresa García, dijo que la medida “es imperceptible para las familias”.

La decisión de Vidal tiene un costo fiscal de 3.000 millones de pesos al año. Esos fondos tenían, en su mayoría, destinos específicos para ampliación de redes y otras obras de infraestructura.

Fuente Diario Clarín

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password