Ni ser bicampeón con Boca ni el respaldo de Angelici le devuelven la calma a Guillermo Barros Schelotto

Boca ya había festejado el miércoles pasado en La Plata, cuando empató ante Gimnasia y obtuvo el bicampeonato doméstico.

El partido con Huracán lo debía cumplir por el fixture y le podía servir para darles minutos a algunos juveniles, o volver a ver en acción a Fernando Gago tras siete meses de ausencia.

Pero, así y todo, Guillermo Barros Schelotto estuvo nervioso. Y eso llamó la atención: ¿Por qué un técnico que viene de ser campeón de la Superliga sigue tenso, se muestra irascible?. 

Hay algo que el DT muestra a través de sus palabras: no logra superar la derrota ante River, por la Supercopa Argentina. La caída en Mendoza es algo que vuelve a molestarle incluso luego de un suceso positivo, como puede ser un triunfo por el torneo local o luego de ganar un título.

Fuente La Nación

 

<

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password